Volkswagen Escarabajo, Automóviles Míticos

Por Jose Antonio • 10 Nov, 2008 • Sección: Motor

El volkswagen Káfer (chiche en alemán) y nombre con el que originalmente fue concebido, fue un proyecto automovilístico creado en 1934 por el genial Ferdinand Porsche bajo las premisas iniciales de crear un automóvil sencillo y fiable, de bajo coste y capaz de transportar a cuatro adultos, que sirviera para motorizar a Alemania.

El resultado inicial fue un simpático y audaz automóvil de líneas suaves y redondeadas dotado de un motor de cilindros opuestos colgados longitudinalmente por detrás del eje trasero y refrigerado por aire.

Pronto tendría ocasión de demostrar lo acertado de su diseño y su máxima fiabilidad y solvencia en todo tipo de terrenos, pues el estallido de la segunda guerra mundial lo puso a prueba al ser captado por el régimen nazi como vehículo militar al uso en terrenos tan dispares como las gélidas tundras rusas o los calurosos desiertos africanos.

Tras el final de la contienda y la ocupación aliada, la producción fue recuperada en la planta original de Wolfsburg gracias a la intervención del mayor Ivan Hirst, aún a riesgo de ser derribada por los aliados tras la guerra.

Así pues, con el relanzamiento del modelo alemán, este se convirtió en todo un símbolo por excelencia de la posguerra en el que se mejoraron todavía más sus dotes dinámicas y se disparó su producción, esta vez ya para un uso civil que lo convirtiera en un símbolo más del renacer y del desarrollo germano de la época.

La producción pasó de cifrarse por centenares en el año 1946 a cerca de 50.000 en 1949. Año crucial para el ya carismático VW, pues sería este el año en el que iniciaría su expansión mundial con las primeras exportaciones.

Durante las posteriores dos décadas siguientes al año de su presentación, su diseño inicial permaneció casi inalterable con el rediseño de algunos componentes como la incorporación de unos faros más grandes y ovalados, nuevos parachoques más envolventes, unas llantas de quince pulgadas o una luna posterior de mayores dimensiones. Hasta que en 1954 llegó un nuevo motor - también “boxer”- que vería incrementada su cilindrada desde los 985cc hasta los 1192cc y la potencia desde los 23 CV hasta los 30 CV para alcanzar así una velocidad punta de 120 Km/h.

En versión cerrada, cabrio o furgoneta, el Escarabajo fue el turismo inicial que gestaría la seña de identidad de un grande de la automoción mundial como VW - literalmente “coche del pueblo” - en cuanto a robustez o calidad.

Finalmente en 1999 Volkswagen comercializó una versión moderna del antiguo Escarabajo y lo denominó New Beetle reeditando la nostalgia de su predecesor en un ejercicio de cierto esnobismo.

Por: José Antonio Fraile

Los comentarios están cerrados.